La cita tuvo lugar en Punta Arenas, y asistieron representantes de 7 comunidades kawésqar, junto a un directivo de la Fundación Mi Patrimonio.

En reunión sostenida en el marco de la celebración de los 500 años del descubrimiento del Estrecho de Magallanes (1520 – 2020), el director ejecutivo de la Fundación Mi Patrimonio, Pedro Muñoz Hernández, y representantes de algunas comunidades del pueblo Kawésqar, entregaron al Presidente Sebastián Piñera Echeñique las inquietudes que este pueblo canoero del fin del mundo tiene en materia de identidad local, respeto multicultural y de soberanía en los canales australes.

En la cita, Juan González habló a nombre de cuatro comunidades que están preocupadas por temas sensibles para la etnia como lo es, la coadministración del Parque Nacional Kawésqar y la falta de apoyo a iniciativas productivas y de turismo que desean trabajar en la zona.

Pedro Muñoz reiteró, a nombre de Fundación Mi Patrimonio que, “no es buena estrategia elegir una o algunas comunidades Kawésqar, puesto que ese modelo de comunicación ya ha fallado en el pasado con otros pueblos originarios, de tal modo que acá el Estado tiene una tarea urgente, como lo es: primero entenderse con las 13 comunidades kawésqar que existen en Magallanes, y una vez acordada esa línea de trabajo, ver cómo se resolverá el tema de la ocupación estratégica de los canoeros de Magallanes. Se han conseguido grandes avances, pero aún no es suficiente, y menos con esta etnia que mantiene a no más de 13 hablantes de su lengua”.

El presidente Piñera, reconociendo la urgencia de los tiempos, y ante la inminente extinción de la etnia kawésqar, comprometió equipos sectoriales para el trabajo inmediato que permita rescatarla junto con sus valores e identidad de su comunicación